23 de mayo de 2011

22M Cambiando el rumbo


Damas y caballeros, en su momento predije el mazazo electoral que iba dar el PP sobre España entera, os lo pueden confirmar con quienes hablé. ¿Y qué? ¿De verdad no lo esperabais? ¿De verdad creéis que ésto se acaba aquí? Estáis muy equivocados.

La abrumante victoria del PP no os deja ver más allá de vuestras narices. De ejemplo pondré mi pueblo, Pinto. El número de votantes de PP y PSOE han sido alrededor de 15.000, absolutamente igual que las anteriores elecciones, la única diferencia es que en lugar de estar 7.500 vs 7.500 ha estado 10.500 vs 4.500... 

Sin embargo un partido como el MIA (movimiento de izquierda alternativa), al que yo confié mi voto, ha tenido casi 1.700 votantes, siendo la tercera fuerza, un partido que en las otras elecciones no pasó de 400 votos. Y Upyd absolutamente igual. No sólo eso sino que los votos nulos y los votos en blanco han pasado de 150 y 350 a 650 cada uno.
¿Os dais cuenta? Me siento orgullosa de esos 3.000 votantes que cambiaron de opinión, que vieron en partidos como esos un cambio posible.
Por otra parte hay muchísima gente que se ha abstenido de votar. Dicen que están en su derecho. Ante todo pienso respetarlo pero, sinceramente, ¿qué clase de derecho es ese para llevarlo con orgullo? Hace 40 años pudimos crear una democracia, hace 40 años la gente salió a la calle entusiasmada por la idea de elegir sus gobernantes. ¿Qué ha pasado con el espíritu? ¿Dónde lo hemos dejado? Es verdad que se puede no votar pero ¿qué se gana?

Mucha gente se escuda en la idea de que ningún partido defiende sus intereses y no quieren votar al menos malo. Bien, ¿cuántos partidos existen? ¿alguna vez se han molestado en manifestar sus intereses esos posibles votantes? Aquellos que no votan reflejan un conformismo con el poder gobernante que salga, quizás no es su intención, pero si lo analizamos es verdad. No sólo eso sino que hay falta de confianza en lo que puedan hacer otros partidos.

Veréis, un partido minoritario es como un estudiante recién licenciado: no tiene nada excepto sus ideales. Es el poder ininterrumpido lo que corrompe a los partidos. Se trata de renovarse o morir. Y si yo votara a IU y este tuviera el poder mucho tiempo seguramente también habría que renovarlo pero somos nosotros los que tenemos ese poder, el poder de decir basta.

El PP y el PSOE han ejercido el poder estos años, ya perdieron sus ideales hace tiempo y si dudáis de que los tuvieran ojalá pudiera levantar la cabeza Pablo Iglesias y demostrároslo. Por eso insisto, tenemos un año para mejorar la situación, tenéis un año para decidir vuestro voto, pensad que votar, al igual que no votar, es un derecho y como tal debemos aprovecharlo. 

Esta lucha, esta revolución no ha hecho más que comenzar ¿qué creíais? ¿qué con una semana bastaba? Cada vez somos más, cada vez se sumarán más, poco a poco los menores van cumpliendo 18 y somos las nuevas generaciones las que debemos recordar a nuestros padres y abuelos por qué se luchó en este país: Por una democracia real.

Os pido, pues, nada de llantos, lamentos y deserciones. Hemos cambiado el rumbo, no como desearíamos, pero hemos empezado, no lo dejemos ahora. Levantad la cabeza y caminad a vuestras plazas, que no nos vean decaer.

3 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo, Alabama.
    Esto es sólo el principio.

    ResponderEliminar
  2. En una semana era imposible cambiar 33 años de adormecimiento, pero en esta última semana se ha conseguido despertad miles de conciencias. Imaginemos cuántas mas se pueden despertar para dentro de un año.

    ResponderEliminar
  3. Esto es algo que funcionará a largo plazo. No veo viable que cambie en un año. Si acaso en cinco podrán verse algunos resultados tenues pero nada significativo, creo yo. Pero algo es algo.

    ResponderEliminar