26 de abril de 2011

Indignaciones y tornos asesinos

Un mes ha pasado desde la la última entrada... Menudo estado letárgico del blog. La culpa es sólo mía, no puedo negarlo, he estado por ahí perdida...

Bueno, tras varios meses pensando en qué hacer con mi vida decidí volver a mi hogar... El Parque Warner. El único problema es que he vuelto en calidad de auxiliar 10000. ¿Qué es esto? diréis. Yo os lo explico gustosa.

Resulta que debido a... (bueno, ni siquiera sé a qué es debido) el parque decidió crear una nueva categoría de trabajo: el auxiliar del auxiliar. Lo gracioso es que esta nueva categoría hace lo mismo que el auxiliar normal repito LO MISMO, la única diferencia es que cobramos 2 euros menos la hora casi. He aquí mi  indignación... Hay que tener morro para crear una "categoría" así... Y aquí estamos algunos que de hecho hemos sido operadores (lo siguiente a auxiliar) cobrando calderilla sin posibilidad de volver a ser operadores casi... 

Pero lo mejor de todo: los visitantes... ¿Qué pasa con el cerebro? ¿Dónde lo dejan? 

Yo: ¿La niña no tiene entrada? Permítame un segundo que la mida... Mide más de 1 metro, debe pagar entrada.
Visitante: Si , hombre... Me vas a hacer pagarle entrada, lo llevas claro.
Yo: Lo siento mucho, pero no puedo dejarles pasar si la niña no lleva entrada.
V: ¡¡Pero si es el kiki y las zapatillas!!
Yo: Le aseguro que no estoy mirando el kiki y la niña se va a montar con zapatillas en las atracciones, debe pagar la entrada.
V: ¿Pero tú eres imbécil? Claro, como cobráis lo que cobráis os creeis con derecho a joder a la gente! ¿Vas a comisión, guapa?
Yo: Le aseguro que mi sueldo dista mucho de lo que imagina, y no, no voy a comisión, sólo hago mi trabajo.
Compañera: Deja a la niña anda...
Yo: No me da la gana y menos como me están tratando, esta niña necesita entrada.(sin que lo oigan los visitantes).
Visitante: No me vengas con gilipolleces, vas jodiendo a la gente, no tienes otra cosa que hacer, ¿o qué?
Yo: Simplemente no me voy a jugar mi puesto de trabajo, acompáñenme a atención al cliente, por favor.

La cosa siguió un rato más... Con más palabras cada vez más bonitas... Pero me indigna bastante tener que soportar ese trato cuando es MI trabajo... Son la clase de cosas que te dejan mal sabor de boca durante una hora larga.

Por si alguien no sabe lo que es un TORNO.
Por si no se ha notado, esa conversación tuvo lugar en la entrada del Parque, donde he estado estos días. En ese sitio es donde descubres que el mayor enemigo del ser humano es: EL TORNO. Tenía ganas de hablar de este "ente" (el 80% de los visitantes ni siquiera sabe lo que es). De hecho tenemos varios modelos de visitantes a la hora de enfrentarse a uno de estos:
  1. El padre asesino: Tiene tantas ganas de pasar al parque que insiste continuamente al niño para que pase, el niño, que no sabe ni lo que tiene que hacer le mira confuso, a lo que el padre responde girando el torno con tanta fuerza que la siguiente barra le golpea en el cogote a su querido hijo, quedando aturdido. Otra modalidad es no ponerse de acuerdo con el pequeño y girar la barra mientras el niño hace el movimiento de pasar por debajo, lo que provoca que la cabeza del niño quede encajonada entre torno y barra o que se lleve una hostia de la buenas.
  2. El listo: Él o ella ha pasado por taquilla, le han dado una entrada pero no importa porque el torno se moverá sólo con su presencia. Resultado: choque frontal contra el torno a lo bestia y pérdida de la dignidad.
  3. El inocente: Resulta que ha pasado con su entrada pero cuando sale y vuelve a entrar piensa que en lugar de la entrada el torno se mueve por la gracia de Dios pasando por el lector el sello de Silvestre que le acabamos de poner en la mano.
  4. El prisas: Este es muy simple, se pega tanto al de delante que cuando se mueve el torno, la barra le golpea en sus partes, suelen disimular.
  5. Padres imbéciles (no tengo otra palabra): Que piensan que un carro puede pasar por un torno... Tenemos que explicarles que para desatrancar el carro deben bajar al niño y plegarlo...
Ni bichos raros ni pollas... Seremos extinguidos por los tornos, asesinos natos donde los haya.

4 comentarios:

  1. ¿Que cobramos comisión? ¿Que cobramos un pastón? Pero, ¿esa gente ase ha fijado en lo cutre que es nuestro uniforme? Pues va acorde a nuestro sueldo. Malnacidos!

    ResponderEliminar
  2. Sólo hay algo pero que la gente que da un servicio de mierda: la gente que trata como una mierda a la gente que te da un servicio. Sucios hijos de puta comemierda que no han comido caliente en su puta vida...

    ResponderEliminar
  3. ajajjaaj qe bueno! pero se te han olvidado los qe ponen la entrada en un torno e intentan cruzar por el de al lado después de estar viendo cómo el que iba delante lo hacía bien... en fin... XD

    ResponderEliminar
  4. @ Aitor Maiden: Pues hay gente que se viste igual que nosotros y de motu propio. Repelús.

    @ Illuminatus: Tú lo has dicho todo.

    @ MOni: Amiga mía, acompañante metalera de nuestras vivencias warneras... Hasta que te separan de mi. Siempre.

    ResponderEliminar